La evolución del cibermedio

PR07_NEWPAPER_30213_CHRISTIANGINER

Ficha

  • Título: NewPaper: Cómo la revolución dgital transforma la prensa
  • Autor: Albert Montagut
  • Año: 2012
  • Nº páginas: 430
  • Editorial: Deusto S.A Ediciones
  • Edición Original

Carátula del libro

Las cinco palabras clave para entender el libro:

  1. Periodismo
  2. Digital
  3. Crisis
  4. Negocio
  5. Futuro

Ya tuvimos el placer de escucharle el año pasado en las VII Jornadas Internacionales de Periodismo, y ahora volvemos a prestarle atención bajo el tacto de su último libro, NewPaper. Albert Montagut no es uno más de la extensa lista de periodistas españoles que  también se convierten en autores de libros, su gran experiencia  en medios y su extensa trayectoria profesional en Catalunya Express, El País, El Mundo , el Periódico de Cataluña o, su propia creación, ADN, le aúpa al primer escalafón de influencia. Además, fue uno de los primeros profesionales de nuestro país interesado en estudiar los dos lenguajes del periodismo moderno: el escrito y el digital. Un estudio que, como él mismo refleja a lo largo de las páginas, es su verdadera pasión desde 1995.

El libro narra, de forma cronológica,  los principales  acontecimientos que han trasformado la web y por, extensión, la vida de millones de empresas y personas en el mundo de la comunicación.

Internet ha cambiado el concepto y la profesión ya no se entiende sin el medio online. Esta plataforma se ha convertido en pocos años gracias al avance vertiginoso de la tecnología en la principal fuente de información y contenido  de más de medio mundo. La forma de acceder a ella ha cambiado totalmente y, tal y como se indica, es una realidad que el papel  esté bajo un decrecimiento sin precedentes y que sea frecuente que los consumidores apuesten por sistemas informáticos como tabletas, ordenadores o los propios teléfonos móviles para establecer una consulta.

Para dotar de valor añadido las dos caras de un mismo producto, Montagut  recalca que ela forma de entender el periodismo jamás debe ser el mismo en un medio impreso  y en otro digital. El autor aconseja la importancia de distinguir dos mercados diferentes en el que en uno prevalezcan artículos  sencillos, cortos y ágiles; y en el contrario noticias más elaboradas, con datos y fuentes que complementen la información y añadan diversidad.

El autor diagnostica que la crisis de la prensa de puño y letra no sólo se debe a la tecnología, a la ciencia o a los problemas financieros, también remarca que es, sobre todas las cosas, una crisis de calidad periodística debido a un abandona paulatino de la capacidad para contrastar, dar veracidad y aportar nuevos datos en los contenidos. Según Montagut, el periodista moderno no es más que un altavoz en oídos del 3.0, un altavoz politizado y sin capacidad interpretativa que únicamente se limita a recoger las declaraciones de un determinado protagonista para hacérselas llevar al público.

Los males del periodismo declarativo se plasman en el libro con frecuencia. Montagut  destaca que su aparición se debe a la ingenuidad de los profesionales de la información en los primeros años de investigación online. Las posibilidades que podía ofrecer el mundo digital a los medios todavía no estaban del todo claras, y no fue hasta los atentados contra las Torres Gemelas cuando se pasó a comprender verdaderamente las ventajas que ofrecía Internet en la productividad periodística. El periodismo declarativo surge pues de la cobertura en tiempo real que se ofrece de este hecho en la mayor parte de los periódicos web: las novedades, los datos, las víctimas, el avance de la zona cero…todo narrado con absoluta inmediatez y alcance internacional. Las posibilidades del entorno web quedaron totalmente despejadas ante el colapso de los portales y la mayor parte de las empresas  empezaron a apostar seriamente  por las prestaciones que les garantizaba este servicio.

Aunque la práctica nos ha permitido adaptarnos cada vez más al mundo digital, los empresarios todavía no han encontrado un modelo exacto y definitivo que permita que sus negocios sean rentables. El autor no es ajeno a los males que la prensa actual, y por ello descalifica el acceso a la información gratuita. Montagut se muestra firme en sus razonamientos y no duda en señalar este hecho como el culpable principal de la caída de anunciantes. Además, el autor califica la gratuidad del medio como  una de las mayores mentiras del siglo XXI, y subraya que el trabajo de un grupo de redactores para garantizar un periódico  con contenido  de calidad merece que el consumidor lo pague.

Al respecto de una posible solución, el exdirector de ADN aclara que no existe un modelo rentable comprobado, pero que cada vez está más cerca de conseguirse uno que mejore la situación económica de los empresarios  sin empeorar la experiencia del consumidor.

Con respecto al futuro de la profesión, el autor es optimista y pese a la crisis económica que no para de sacudir las redacciones de todas las empresas de comunicación, se advierte una mejor preparación de los jóvenes respecto al contenido multimedia. Muy al estilo Kapuscinsky, Montagut vaticina un retorno al periodismo de calle, donde el profesional salga en busca de historias, contraste informaciones, se reúna personalmente con sus fuentes y busque formas de evadir la censura en aras de una mayor independencia. La tecnología, remarca, no debe acomodar ni convertir en títeres a los periodistas pues la veracidad sólo se obtiene  “ si se busca en la calle”.  “En cada cambio Intenet siempre iba por delante del periodista”, dice, al respecto  el escritor subraya  la necesidad de adoptar posturas más cautas y aplicar nuestros conocimientos para ponernos, por primera vez, al frente de la informática.

El libro cuenta con importantes colaboraciones de compañeros de profesión como el director de El Mundo, Pedro J Ramírez; el miembro de la Real Academia de la Lengua y presidente del grupo PRISA, Juan Luis Cebrián; o el colaborador de la revista digital JotDown, Enric González. Todos ellos han participado activamente en el libro enriqueciendo la experiencia y aportando su opinión sobre los distintos acontecimientos de la era digital.

Aaspectos a destacar:

  1. El futuro de la profesión pasa por asociarse al medio online
  2. Los periódicos de papel dejarán el mercado cuando el poder adquisitivo de la población vuelva a aumentar y se navegue por aplicaciones informáticas
  3. Los contenidos online no pueden ser gratuitos, la prensa no puede vivir únicamente de sus anunciantes, el trabajo en la redacción merece que el consumidor pague por acceder a la información
  4. La crisis económica ha vuelto a exprimir el potencial de los periodistas, que han abandonado la comodidad de la redacción en busca de histotrias en la calle.
  5. El periodista tiene que volver a a eregirse como dueño de su información y desvincularse de su papel como mediador del 3.0
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s